La Contre-Réforme catholique au XXe siècle
Print Friendly, PDF & Email

Punto 33. La perversión integral: el M.A.S.D.U.

Desde los orígenes, Satanás alza la soberbia de los hombres depravados, contra Dios, contra Cristo, contra la Iglesia. Esas rebeliones forman bajo su influencia “Contra Iglesias”, con una misma estructura, tanto como pueden, y con un espíritu opuesto. Hoy en día se tiene a la masonería plutocrática, el racismo totalitario, el comunismo ateo. “Dos amores edificaron dos ciudades, el amor de sí hasta el desprecio de Dios y el amor Dios hasta el desprecio de sí.” (San Agustîn)

1. ¡En nuestros tiempos de apocalipsis, espíritus verdaderamente perversos han pretendido identificar esas contradictorias y hacer del culto de Jesucristo el fundamento del culto del Hombre, y de los derechos de Dios la justificación de los derechos del Hombre que se hace dios! Es el desenlace lógico de los delirios de Lamennais, de Sangnier y de Maritain.

Una prodigiosa reforma de la Iglesia debe llevarlo a entrar al servicio de la revolución mundial cuyo fin es el advenimiento de una democracia universal de justicia y de paz, fundada sobre la libertad, la igualdad, la fraternidad.

2. El ideal que prosigue la nueva Iglesia, es la democracia universal, es la liberación de los pueblos de toda alienación para el reino del hombre. El medio, es la animación espiritual de las masas por las religiones y las sociedades culturales, inculcándoles este humanismo integral. Cada clero, cada partido según sus esquemas culturales y sus símbolos religiosos particulares, conjugarán sus esfuerzos para formar en todos la misma fe en el hombre y ayudar al advenimiento de la democracia universal.

3. La Iglesia, “las iglesias” cristianas subsistirán – y se les promete que tendrán un buen lugar – gracias a su servicio discreto mas eficaz de la causa del hombre y de la conquista de la tierra.

Aceptando esta nueva misión, llenos de este espíritu nuevo para la construcción de este nuevo reino del hombre, nuestros pastores descarriados quieren que la Iglesia católica romana llegue a ser el MOVIMIENTO más importante, más poderoso, DE ANIMACIÓN ESPIRITUAL, por la transposición de su predicación religiosa cristiana en términos de humanismo profano, DE LA DEMOCRACIA UNIVERSAL, en el que la paz, la justicia, el progreso asegurarán el bien estar material y cultural de todo hombre y de todos los hombres. ¡En todo ello la religión pura conservará de hecho su lugar sublime, y hasta la devoción eucarística, la devoción a la Virgen María, la contemplación crística  (o budista), como valor individual y cultural!

La acusación de herejía, de cisma y de escándalo llevada por nosotros en contra de Pablo VI tiene por objeto este MASDU; que fue el pensamiento constante y la obra esencial de este Papa y de su Concilio Vaticano II.