La Contre-Réforme catholique au XXe siècle
Print Friendly, PDF & Email

Oración para obtener la glorificación
de nuestro Padre

SANTÍSIMA Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en estos tiempos de desorientación diabólica, no han abandonado a su Iglesia Santa a la herejía y al cisma, que han conducido tantas almas sobre el camino de la apostasía. Le han dado por defensor a su sacerdote, Georges de Nantes, fundador de los Hermanitos y Hermanitas del Sagrado Corazón, en religión fray Georges de Jesús María.

Su fe ardiente en la Iglesia, su gran devoción hacia la Santa Eucaristía, su amor por los santos Corazones de Jesús y de María Inmaculada, su celo por las almas y por su Patria, han salvado la fe de un gran número y preparado la resurrección de la Iglesia.

Ahora, su servidor ha acabado su carrera y ya no tiene que sostener las luchas de la tierra. Cerca de su trono, le queda que cumplir su vocación de “alabanza de Gloria”. Es por eso que confiamos a su intercesión…………. (tal intención). Él que tomaba tanto a pecho las pruebas de sus hijos espirituales y de sus amigos, no se quedará sordo a nuestro llamado.

Dígnense escuchar las oraciones de su servidor, se los pedimos, a fin de glorificarlo, en testimonio de la verdad que tan valientemente defendió, y para que todo sirva al triunfo del Corazón Inmaculado de María y a la salvación de la Santa Iglesia.

Así-sea.

Fray Georges de Jesús María